Ya elegiste el auto de tus sueños, pero aun no has decidido si rentarlo o comprarlo. Infórmate antes de tomar esta decisión. ¡No te aventures a adquirir un vehículo nuevo sin tener en mente las  ventajas y desventajas en cada caso!

¿Lo arrendo?

Cuando firmas un contrato de "arrendamiento"  estás alquilando un auto a largo plazo, no eres el dueño del auto, y lo debes devolver al término del contrato, que usualmente oscila entre dos y cuatro años.

La mayoría de las posibilidades de arrendamiento ofrecen la alternativa de comprar el automóvil si así lo decides.

Ventaja: El arrendamiento te permite conducir el auto que más te guste. Puedes acceder a automóviles costosos o de lujo que quizás no puedes comprar.

Desventaja: No eres propietario del auto. Puedes usarlo, pero debes devolverlo al finalizar el contrato de arrendamiento. A menos que decidas adquirirlo.

Ventaja: Puedes realizar pagos mensuales, menores a los que realizarías si solicitas un préstamo de compra para un auto.

Desventaja: La mayoría de los contratos de arrendamiento limitan la cantidad de millas que puedes recorrer (a menudo entre 12,000 y 15,000 por año).

Puedes negociar un límite de recorrido superior y pagar una cuota mensual más alta. Posiblemente deberás pagar recargos si excedes esos límites al devolver el vehículo.

Ventaja: Las cuotas mensuales de un arrendamiento son más bajas que las de un préstamo ya que se paga únicamente la depreciación del vehículo durante la duración del contrato, más el alquiler,  impuestos y derechos.

Al final del contrato, podrás devolver el vehículo pagando los gastos por terminación de arrendamiento, sin más obligación.

¿Lo compro?

Ventaja: Con la compra, como su nombre lo indica, disfrutas de los beneficios de poseer algo físico que puedes mantener hasta que decidas venderlo o intercambiarlo.

Desventaja: Las cuotas mensuales de un préstamo generalmente son más altas que las de un arrendamiento porque se paga el precio completo de compra del vehículo, más los intereses y otros gastos financieros, impuestos y derechos.

Ventaja: Cuando compras un auto puedes recorrer todas las millas que desees.

Desventaja: Más millas impactarán en el valor del vehículo, y pueden traer por consecuencia reparaciones frecuentes y visitas de mantenimiento programadas.

Ventaja: Al finalizar el plazo del préstamo (generalmente entre 4 a 6 años), no tendrás más cuotas.