TUCSON - El hombre que se declaró culpable del tiroteo de Arizona fue sentenciado este jueves a siete cadenas perpetua y 140 años de prisión. El ataque que propició dejó seis muertos y doce heridos, entre ellos a la representante demócrata Gabrielle Giffords quien recibió un balazo en la cabeza.

La audiencia de sentencia marca la primera vez que las víctimas se enfrentan a Jared Lee Loughner en la corte. El tiroteo se produjo el 20 de enero de 2011 en un evento político de Giffords frente a una tienda de comestibles en Tucson, Arizona.

Tres víctimas del tiroteo declararon a The Associated Press que  hablarían durante la audiencia.