CHARLESTON, Carolina del Sur - Un juez federal anunció que decidirá el 31 de diciembre si impide la entrada en vigencia de la nueva ley de inmigración de Carolina del Sur. 

El juez Richard Gergel escuchó el lunes los argumentos de las dos partes.
 
El Departamento de Justicia de Estados Unidos y diversos grupos defensores de los derechos civiles solicitaron un interdicto que impida la entrada en vigencia de la ley en la fecha prevista del 1 de enero.
 
Gergel rechazó la petición del estado de que se permita la aplicación de la ley en lo que la Suprema Corte falla en torno a una impugnación contra la normativa de Arizona, la cual es similar a la nueva de Carolina del Sur.
 
Los cuestionamientos de Gergel hacia un abogado de la Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles son indicio de que no bloqueará la normativa en su totalidad.
 
Una sección controvertida de la ley obliga a los agentes a preguntar la condición migratoria de las personas sujetas a alguna acción policial si se sospechan que éstas carecen de permiso para estar en el país.