El técnico Josep Guardiola, que no continuará en el cargo la próxima temporada y será sustituido por el hasta ahora su ayudante, Tito Vilanova, ha explicado que abandona su puesto, debido al desgaste al que se ha visto sometido en los últimos cuatro años.

"Me he desgastado, me he vaciado y necesito llenarme", ha dicho Guardiola en una multitudinaria rueda de prensa. El técnico, que no tiene planes de futuro más allá de descansar, ha agradecido el trabajo a los futbolistas y ocho de ellos, los capitanes Puyol, Xavi, Iniesta, Valdés, así como Cesc, Piqué, Busquets y Pedro, estaban presentes en la conferencia de prensa.

Preguntado sobre la ausencia de Leo Messi, Guardiola ha dicho metafóricamente que el argentino sí estaba presente en la rueda de prensa.

"Hoy me acordado mucho de Abidal y de Keita, que ha sido mi termómetro durante todo este año. He conocido a pocos (futbolistas) con su entereza humana", ha explicado.

El técnico ha explicado que se va con la sensación de haber estado en el Barça con mucho orgullo. "Este es un club de una fuerza, una vida y de una potencia increíble. No tengáis miedo, el que me sucederá está más que capacitado para llevar a cabo mi trabajo", ha comentado.

Ha explicado Guardiola que comunicó su decisión a la directiva en otoño, se ha disculpado por no haberla anunciado antes y la incertidumbre generada por todo ello.

"Este es un error que asumo. Parecía que me estaba haciendo de rogar, pero yo siempre he querido contratos cortos, las cosas se tienen que hacer así, porque cuatro años son una eternidad", ha insistido.

En otoño Guardiola tenía tomada la decisión y a principios de diciembre se la comunicó a la junta directiva. "No se lo podía comunicar a los jugadores, por eso todo ha sido tan largo", ha insistido.

"En cuatro años, me he desgastado, me he vaciado y necesito llenarme. El próximo entrenador tiene que dar otras cosas, no es una cuestión de capacidad, sino por la alta exigencia. Tengo que recuperarme y alejarme", ha asegurado el técnico azulgrana.