PRETORIA, Sudáfrica - El juicio que se sigue contra el atleta paralímpico Oscar Pistorius se suspendió cuando el fiscal señaló que la imagen de un testigo que prestará testimonio fue difundida pese a que existía una orden de la corte que garantizaba la privacidad para los testigos que lo solicitaran.

El fiscal Gerrie Nel interrumpió al abogado de Pistorius Barry Roux cuando interrogaba a la profesora universitaria Michelle Burger cuando habían transcurrido menos de 30 minutos desde que iniciara la audiencia diciendo que le habían informado que la imagen de Burger se había divulgado. No se aclaró dónde se divulgó la cara de la testigo.

Los fiscales creen que el atleta de fama mundial, al que se le amputaron ambas piernas, le disparó a su novia después de una pelea y que de inmediato trató de montar una farsa para ocultar que tuvo una discusión fuerte antes de los disparos mortales.

En cuanto a los testigos, una segunda vecina de Oscar Pistorius aseguró en el juicio al deportista por el asesinato de su novia, Reeva Steenkamp, haber escuchado una discusión a gritos y cuatro disparos procedentes de la casa del atleta en la madrugada del crimen, el 14 de febrero del año pasado.

Estelle van der Merwe, desde cuyo balcón puede verse la casa de Pistorius, oyó "sonidos de gente discutiendo" durante una hora, desde poco antes de las 2 de la madrugada, declaró ante el juez.

Las voces se extinguieron tras escucharse cuatro disparos de bala, a los que les siguió el llanto de una persona que el marido de Van Der Merwe identificó como Pistorius.

"No pude entender en qué lengua, ni qué se decía (en la discusión)", declaró Van der Merwe, la segunda testigo llamada por el fiscal Gerrie Nel, que acusa a Pistorius de asesinar de forma intencionada a Steenkamp, quien entonces tenía 29 años.

La declaración de Van der Merwe llega después de que otra vecina, Michelle Burger, asegurara ayer haber escuchado gritos de "terror" y "angustia" esa misma noche alrededor de las 3 de la madrugada, antes de oír cuatro tiros intercalados con más chillidos.