El ex jugador de los Dallas Cowboys Josh Brent fue declarado culpable de homicidio bajo intoxicación por protagonizar un accidente donde murió su compañero de equipo Jerry Brown.

Brent, de 25 años de edad, no mostró ningún sentimiento cuando se enteró del veredicto.

El ex jugador fue llevado de la sala con las manos esposadas delante de sus familiares quienes lloraban en la primera fila de la sala de audiencia.

Brent enfrenta hasta 20 años en prisión, a pesar de que también podría obtener la libertad condicional. La fase de sentencia fue programada para comenzar el jueves.

La policía dijo que el nivel de alcohol del ex jugador ofensivo que se obtuvo poco después del accidente fue de un 0.18 por ciento,  más del doble del límite legal permitido en Texas para manejar. Los fiscales argumentaron la semana pasada que Brent, quien pesa 320 libras, llegó a tener hasta 17 tragos la noche del accidente.

Por otra parte los abogados del acusado argumentaron que los exámenes de sangre que utilizó la policía eran defectuosos y que Brent no podía haber bebido tanto. Que de lo único que sería culpable es de “ser un tonto detrás del volante”.