NUEVA YORK -NUEVA YORK – Los desastres continúan para ambos equipos neoyorquinos en el fútbol profesional de la NFL.

Los Jets volvieron a recibir otra paliza en el campo de juego, pero aún más desilusionante para los fans, fue la cuarta pérdida consecutiva para los New York Giants.

Los Kansas City Chiefs (4-0) siguieron invictos tras vencer por 31-7 a los devaluados Giants de Nueva York (0-4), que siguen sin conocer la victoria esta temporada

El revaluado mariscal de campo, Alex Smith, completó pases de touchdown de cuatro, dos y 35 yardas para los Chiefs, que bajo la dirección del nuevo entrenador en jefe, Andy Reid, ya han duplicado el número de victorias que tuvieron la pasada temporada.

Los Chiefs son el segundo equipo que pasa de una temporada de dos triunfos a un inicio 4-0 al año siguiente.

Los Giants, que caían 17-7 después de tres cuartos, están 0-4 por primera vez desde 1987.

Por su lado, los New York Jets fueron barridos por el mariscal de campo Jake Locker, quien lanzó tres pases de touchdown, imponiendo una marca personal, antes de ser llevado al hospital por una lesión en la cadera derecha, y los Titans de Tennessee ganaron 38-13 a los Jets.

Locker se lesionó al principio del tercer cuarto cuando recibió un golpe de Muhammad Wilkerson después de lanzar un pase incompleto, luego chocó con Quinton Coples.

El mariscal de los Titans (3-1), que ganaron el segundo partido consecutivo, se tomó la cadera mientras iba al suelo y fue sacado del campo en el carrito de asistencias, antes de ser trasladado al hospital en ambulancia.

Una serie de reacciones, obviamente no favorables para ambos equipos neoyorquinos, se desataron este domingo por parte de sus decepcionados fanáticos.