La National Hockey League anunció que ha cancelado 82 partidos de la temporada regular hasta el 24 de octubre debido a un lockout (dueños cierran las instalaciones).

La organización toma la determinación al no haberse llegado a un acuerdo cantractual entre dueños y jugadores.