El pasado mes de abril se dio a conocer que el Mundial de Brasil 2014 necesitará una inversión total de 15,000 millones de dólares, si se divide esa suma entre los 194 millones de habitantes, a cada brasileño le corresponden 77 dólares. 

Las protestas de los ciudadanos brasileños ante la alza en el precio del transporte y de otras cuestiones, no se han hecho esperar. Y por supuesto, sus pancartas se oponen a los exorbitantes gastos que se dieron a conocer de lo invertido hasta el momento para la organización de ambos eventos: Copa Confederaciones 2013 y Copa del Mundo 2014.

De acuerdo al sitio web www.contasabertas.com.br, las categorías que se llevarán más del presupuesto serán:

Estadios: 3,500 millones de dólares

Movilidad urbana: 4,300 millones de dólares

Aeropuertos: 3,400 millones de dólares

Seguridad: 950 millones de dólares

Puertos: 350 millones de dólares

Telecomunicaciones:
200 millones de dólares

Y no olvidemos que para el Mundial 2014 de Brasil tuvieron que construir y remodelar 12 estadios; 21 nuevas terminales de aeropuerto; 7 pistas de aterrizaje y 5 puertos.