La visita de Beyonce y su marido, el rapero Jay Z a la isla de Cuba fue, según informó una fuente de su familia, por motivos culturales.

El New York Post recoge esta afirmación tras la controversia que causó el viaje de la pareja, que además de revolucionar la isla, también levantó ampollas en el sector republicano.

Según la información del periódico, la pareja viajó de forma legal al país y no violó el embargo levantado contra la isla.

El famoso matrimonio ya está de regreso en EEUU, pero durante el fin de semana, algunos legisladores republicanos cuestionaron el objetivo del viaje y si violaba o no las leyes del embargo.

En una carta dirigida al Departamento del Control de Bienes Extranjeros, los republicanos escribieron: "Como saben, la ley de EEUU prohibe expresamente... actividades turísticas en Cuba".
Y agregaron: "escribimos para expresar nuestra preocupación y solicitar información acerca del publicitado viaje de los músicos Beyonce Knowles-Carter y Shawn Carter a Cuba". 

Por su parte, la pareja no ha declarado cómo llegó a la isla.