Justin Bieber es amado y odiado allá por donde pasa y en Brasil no iba a ser menos. El canadiense se encontraba encima del escenario dándolo todo, entregado a sus fans y con su fornido torso al aire.

De repente, una botella le impacta en la mano, lo que hizo que parara de cantar de inmediato y con una mirada "asesina" abandona el escenario dando el concierto por finalizado, ante los gritos de súplica de sus fans.

Pero eso no es todo, en su gira Latinoamericana, otro incidente tuvo lugar en Colombia.

Ya sabemos que pedir a Justin Bieber que reconozca la bandera de un país que no es el suyo, no es tarea fácil, pero si a eso agregamos que el cantante no va solo a ninguna parte, sino que está rodeado de un séquito de asesores, el error es aún más grave.

El joven canadiense, que está de gira por latinoamerica promocionando su último trabajo, se presentaba en concierto en Colombia donde 30,000 fanáticas esperaban la salida del cantante como si se acabara el mundo.

Por fin salió al escenario y la multitud enloqueció. A pesar de el retraso y algunos problemas técnicos, que por supuesto se le perdonan porque él lo puede, llegó el momento de hacer el guiño al país de turno.

Bieber se sacó una bandera colombiana en mitad del concierto con la mala suerte que la enseñó al revés ante sus emocionados fans.

“Let’s go, let’s go, Colombia”, dijo el cantante, quien con un atuendo rojo se paró en el escenario con la bandera de Colombia, algo que molestó a unos pocos, que criticaron su falta de cuidado al exhibir el tricolor.

Al final del concierto, y ya sin la bandera colombiana en el escenario, Justin se despidió de ese país y estremeció de euforia a los 30 mil asistentes que corearon sus temas, cuando dijo: “Amaré por siempre a Colombia”.

El cantante podría quedar justificado porque lleva de gira varias semanas por muchos países y al final uno ya pierde la cuenta y la noción de qué bandera es de qué país y cómo se exhibe.

Y si no, seguro que sus fans se lo perdonan todo.