LONDRES - Su hijo es "un travieso" y las sillitas de bebé para auto pueden confundir a cualquier papá, dijo el príncipe Guillermo esta semana, cuando también se filtraron las primeras fotos íntimas del pequeño príncipe Jorge tomadas por el abuelo materno.

El príncipe, segundo en la línea de sucesión al trono británico, describió la felicidad que sintió al presentar a su hijo ante el mundo en las escaleras de un hospital de Londres el mes pasado y habló sobre el trabajo que le costó aprender a acomodar el asiento para bebé correctamente en la camioneta Land Rover en la que salió del hospital con la duquesa Catalina.

En su primera entrevista desde el nacimiento del príncipe Jorge el 22 de julio, Guillermo dijo a CNN que él y la duquesa de Cambridge se morían de ganas de presentarle a su bebé al mundo al salir del hospital St. Mary.

"Estoy agradecido de que no estuviera llorando todo el tiempo", dijo en una entrevista transmitida el lunes.

En la entrevista Guillermo fue puesto a prueba sobre varios temas relacionados con los cuidados de los bebés, desde juguetes hasta pañales y la falta de sueño. Reconoció que su actuación experta al colocar la silla de su hijo en el asiento trasero de la camioneta real fue un ejercicio bastante ensayado.

"En serio, no era la primera vez. Sé que varias personas se lo han preguntado. Tuve que practicar, en verdad lo hice", dijo.

La actuación segura y autosuficiente de Guillermo y su esposa frente al hospital ayudó a fortalecer la imagen de la pareja como el rostro moderno de la monarquía británica. Pero Guillermo dijo que la decisión de salir con el bebé en brazos y conducir él mismo a casa ante las cámaras fue una forma de dejar en claro su independencia.

"De verdad siento que si puedo hacerlo yo mismo quiero hacerlo yo mismo", dijo. "Hay momentos en los que no puedes hacer las cosas por tu cuenta y el sistema te ayuda o es apropiado hacer las cosas de otra manera. Pero creo que llevar condiciendo yo mismo a mi esposa y a mi hijo del hospital era algo importante para mí".

En cuanto al pequeño Jorge, Guillermo se refirió a él como "un pilluelo" que le recuerda a su hermano menor, el príncipe Enrique.

Con un ligero tono de exasperación, común en muchos padres flamantes, Guillermo dijo que desearía que Jorge se calmara un poco.

"Por ahora el único legado que quisiera dejarle es que duerma más y que no cambie la hora de su siesta tanto".

La entrevista formará parte del documental de CNN "Prince William's Passion: New Hope, New Father" (La pasión del príncipe Guillermo: nueva esperanza, nuevo padre), que se transmitirá el 15 de septiembre.