LOS ÁNGELES (California) – El escándalo sigue rodeando a Jennifer López, pero no es por tener una relación amorosa con un joven que pudiera ser su hijo, ni por el vestuario que a veces usa y que muestra su trasero en todo su esplendor, sin importarle que ya se encamina a los 50 años de edad. Esta nueva polémica más bien es por cantar para presuntos asesinos y dictadores.

La controversia comenzó hace poco cuando se descubrió que la cantante había sido contratada para un concierto privado, donde terminó festejando el cumpleaños de Gurbanguly Berdimuhamedow, el presidente de Turkmenistán, nación de Europa del este que hace años fue parte de la Unión Soviética.

En ese momento, Jennifer López aclaró que había sido contratada por una organización llamada “China National Petroleum Corp”, pero ahora activistas alzan su voz, para denunciar que la cantante ha sido variedad musical para ladrones y dictadores de Europa del este y Rusia, obteniendo con eso ganancias de hasta $10 millones.

La Fundación de los Derechos Humanos es una de las organizaciones que están detrás de estas denuncias, afirmando que han tratado de contactarse con Jennifer López en un afán de “abrirle los ojos”, pero que hasta el momento no han obtenido respuesta.

Aquí puedes ver el video musical más reciente de la diva y después te invitamos a compartir tu opinión sobre las quejas en su contra: ¿Hizo mal al cantar para figuras de dudosa reputación o crees que todo es una exageración y ella es libre de cantar para quien quiera?

<br>