NUEVA YORK -- Romeo Santos sigue cosechando éxitos.

El cantante es uno de pocos que han logrado abarrotar el emblemático Yankee Stadium y además aparece en la portada del viernes del diario “The New York Times” donde se refieren a él como una verdadera superestrella de la música romántica.

Pero aun así, el Rey de la Bachata siente ansiedad antes de sus conciertos.

"No me siento nervioso. Me siento ansioso. Quiero sentir esos aplausos, esa adrenalina en el escenario....quizás sí me dan nervios", dijo el artista a The Associated Press antes de su concierto del viernes en el estadio de Nueva York. El artista volverá a cantar en el mismo lugar el sábado, demostrando su enorme popularidad.

Santos, quien admite que nunca pensó que llegaría tan lejos cuando empezó su carrera con el grupo Aventura, reveló que antes de ir al escenario se toma un té y hace ejercicio para lidiar con los nervios.

"Antes de Aventura jamás imaginé que me iba a presentar en lugares como el Madison Square Garden, y si lo lograba, jamás me visualicé allí en múltiples noches, como he tenido la bendición de poder realizar, y lejos, lejos, de poder estar en Yankee Stadium", dijo Santos, vestido en vaqueros y una camisa azul, con un sombrero a juego. "Yo ni sabía que se podía cantar en esta catedral. Estoy viviendo un sueño, es algo increíble".

Los conciertos son parte de su gira por Estados Unidos, donde el artista presenta su álbum "Formula, Vol. 2", en el que han colaborado cantantes como Nicki Minaj y Drake. Santos, de padre dominicano y madre puertorriqueña, saltó al estrellato con canciones como "Propuesta Indecente", cuyo video fue filmado en Buenos Aires junto a la actriz mexicana Eiza González.

"Es el disco más completo de mi carrera porque logre juntar un sinnúmero de artistas que representan mucho para mí", dijo. "Ellos aportan un sonido distinto en mi música porque a mí me encanta la fusión, entonces, poder ofrecerles a mi fanaticada, estas canciones con estos artistas me hace también reinventarme musicalmente hablando".

Nació en el Bronx, donde también se encuentra el estadio, por lo que Santos señaló que los conciertos de este fin de semana tienen un valor especial para él ya que los vecinos y la gente con la que creció escuchando hip hop y salsa lo verán en el escenario.

"Tendría que decirles gracias porque en su mayoría creyeron en mí y en su mayoría estarán en estos dos conciertos históricos, mis familiares, mis amistades. Es algo que de verdad me llena de mucho orgullo, de mucha emoción", explicó.