La muerte es un símbolo inseparable del Día de Muertos en México. Existen muchos apodos o pseudónimos, incluso irreverentes, para nombrarla, como “la huesuda”, “la calaca”, “la parca” o “la dama fría”. Pero uno de los más representativos es “la Catrina”. ¿De dónde viene el nombre de este famoso y colorido personaje que sale a relucir cada año para acompañar las tradiciones mexicanas de los festejos del 1 y 2 de noviembre? Averígualo.

El origen

La Catrina es un esqueleto vestido con ropa elegante y de muchos colores que rinde honor a los muertos. Se dice que este personaje es una metáfora que representa a las señoras de la alta sociedad mexicana de los tiempos de antaño.

Esta distinguida dama ha sido representada por los artistas mexicanos de muchas maneras, pero siempre aparece vestida con mucho glamour en los atuendos característicos de los comienzos del siglo pasado, y más que lista para las fiestas, la diversión y para seducir a los mortales.

La palabra “catrina” proviene de la expresión “catrín”, que es sinónimo de la elegancia, el buen gusto, la fineza y la nobleza con que los mexicanos identificaban a las personas de sociedad en épocas pasadas. En ese entonces, las señoras se arreglaban con gran distinción para salir a caminar a la Alameda de la Ciudad de México, utilizando por lo general sombrilla y sombrero, tal como es ataviada la Catrina en su representación más clásica.

¿Dónde se encuentra?

La elegante y seductora Catrina es muy famosa en las calaveras de azúcar y de chocolate que se preparan para el Día de Muertos y que se ponen en las ofrendas a los difuntos. También se recrea su imagen en grabados y papel picado de colores con los que se decoran los tradicionales altares.

Se puede encontrar en obras de arte, como pinturas y esculturas, generalmente en modelos de barro, madera o cerámica. En la poesía popular acompaña a las rimas tradicionales denominadas “calaveras”, que son versos irreverentes, escritos a modo de epitafios, y que hablan de los vivos como si estuvieran muertos.

Es muy común encontrar a la Catrina en historietas y gráficos alusivos al Día de los Muertos. Se dice que el pintor, ilustrador y caricaturista mexicano José Guadalupe Posada, fue su creador, quien también influyó en las obras de Diego Rivera, José Clemente Orozco y otros grandes artistas mexicanos.

Su legado

Este inmortal personaje ha sobrevivido a través de los años en la cultura popular mexicana. Puede representar a la amiga, la tía, la maestra, la jefa o la hermana, pero siempre como un reflejo de la personalidad mexicana, que por tradición tiene la costumbre de burlarse de la muerte.

Así que, aunque te asustes un montón, si te encuentras a la Catrina, acompáñala, que te llevará al panteón.