Deja las cremas y productos químicos a un lado y apuesta por lo natural. A tu piel le vendrá de maravillas tomarse un descanso de todo aquello e incursionar en métodos caseros e igual de efectivos. ¿Te interesa? Tenemos para contarte sobre la mascarilla de aguacate, un sistema que da resultados asombrosos.

Para prepararla tienes que poner en un tazón de vidrio o cerámica medio aguacate Hass, o un cuarto de los aguacates grandes, y majarlo junto con una cucharadita de aceite de linaza y una cucharadita de miel. Enriqueta Lemoine, del blog Mamás Latinas, te explica en este artículo una forma sencilla para aplicártelo de manera correcta.

Haz clic aquí para leer la historia completa.