Si has seguido fanáticamente una dieta que excluye la leche puede que estés cometiendo un error. Los productos lácteos bajos en grasa—como la leche desnatada—te podrían ayudar a perder libras, quemar grasa y adelgazar la cintura. Varios estudios han comprobado que es mejor incluir estos alimentos en tu dieta de adelgazamiento que eliminarlos por completo.

Es vital consumir de 2 a 3 raciones diarias de productos lácteos cuando estás a dieta, pero deben ser siempre bajos en grasa. La combinación de calcio y grasa en los productos lácteos evita la acumulación de lípidos. A su vez, los derivados de la leche ayudan a retener la masa muscular magra.

Si quieres saber más sobre como incluir leche en tu dieta no dejes de leer aquí el artículo completo de Mamás Latinas.