El lenguaje corporal representa todo aquello que haces con tu cuerpo, específicamente con tus gestos y los movimientos que usas al expresarte. Últimamente este tema ha sido investigado y se estima que alrededor del 65% de la comunicación diaria con los demás se basa en la comunicación no verbal. Tu mente, tus emociones y tu cuerpo se relacionan estrechamente.

El lenguaje corporal dice de ti, más de lo que te puedes imaginar. Jesús Enrique Rojas, Master Coach en Lenguaje Corporal, especifica algunas cosas que nunca debes hacer en una entrevista de trabajo.

Expresión verbal y lenguaje corporal diferentes: Si tu voz dice algo, pero tu cuerpo dice otra cosa, es probable que el entrevistador dude de nosotros. Esto, te restará puntos en una entrevista. Es indispensable que la expresión verbal y el lenguaje corporal se encuentren plenamente coordinados.

Cruzar los brazos: Este hábito es un grave error durante una entrevista de trabajo. Cruzar los brazos puede entenderse como una falta de respeto al entrevistador, lo que representaría muchos puntos en contra en el proceso de selección. Sin embargo, esto puede ser más grave aún. Muchos entrevistadores expertos interpretan los brazos cruzados como una actitud de defensa permanente.

Sonreír exageradamente: Parece exagerado pero una investigación respalda el hecho de que sonreír “demasiado rápido“te hace ver falso. De hecho, el estudio contempla dos factores: el de la frecuencia al sonreír y la velocidad con la que los músculos del rostro forman dicha expresión. Si quieres causar una buena impresión, nunca sonrías obligadamente y continuamente. 

Las manos estáticas: Un error común es mantener las manos en una pose fija o siempre tener las manos tocando tu rostro. No podemos sacrificar naturalidad por apertura. Tan especializadas que son las manos.  ¡Úsalas!… señala, haz gestos circulares, movimientos lentos de arriba a abajo que afirmen tus convicciones, pequeños movimientos hacia afuera que “espanten” o minimicen las desventajas de nuestra propuesta, etc.

La ropa usada incorrectamente: El lenguaje corporal también se expresa a través de la ropa. Así que nunca llegues vestido con lo primero que te encuentras en el clóset. Viste de la forma más sencilla posible, mientras más oscuros son los colores, te verás más profesional; en la medida que los colores que uses sean más claros, te verás más accesible y amigable.

A continuación te enlisto una serie de posturas que debes evitar en una entrevista de trabajo, puedes sacar un gran provecho si conoces lo que transmiten tus movimientos.

Dar un tirón al oído - Inseguridad

Mirar hacia abajo - No creer en lo que se escucha

Frotarse las manos -Impaciencia

Golpear ligeramente los dedos - Impaciencia

Jugar con el cabello - Falta de confianza en sí mismo e inseguridad

Comerse las uñas - Inseguridad o nervios

La cabeza sobre las manos o mirar hacia el piso - Aburrimiento

Unir los tobillos - Aprensión

Manos agarradas hacia la espalda - Furia, ira, frustración y aprensión

Cruzar las piernas, balanceando ligeramente el pie - Aburrimiento

Brazos cruzados a la altura del pecho - Actitud a la defensiva

Caminar con las manos en los bolsillos - Abatimiento

Frotarse un ojo - Dudas

Tocarse ligeramente la nariz - Mentir, dudar o rechazar algo