Si sale elegido Mitt Romney la Acción Diferida será eliminada. Así lo anticipo el republicano durante una entrevista en su campaña. Si bien es cierto que también dijo que no deportaría a los que se hayan acogido a dicho programa, la Acción Diferida se acabara en su gobierno.

Romney ha dicho que  el se concentraría en reformar el sistema y no en dar "soluciones" temporales como la Acción Diferida.

No se sabe con precisión de qué se trata la reforma migratoria de Romney. Lo que se sabe es que a lo largo de su campaña dejó entrever que su "reforma" se limita al mayor control de fronteras.

También a dejado claro el republicano que apoya la "auto deportación" de los indocumentados a través de una series de medidas legales que le harán la vida imposible a estas personas. Considera que la ley anti-inmigrante de Arizona debería ser un modelo para el país y declaró que el  Dream Act. es una "limosna" que no tiene lugar en su gobierno y que  por lo tanto sería vetada  de ser elegido presidente. 

En realidad con un discurso así es increíble que hayan Latinos que voten por él. Pero los hay. Son los pérfidos que sin medir las consecuencia sociales y económicas que tendrá un gobierno como el de Romney para los inmigrantes indocumentados  lo apoyan.

Frente a esta injuria,  es imprescindible que la comunidad  Latina se una y, con la autoridad moral de su cultura,  escoja al candidato que apoye con determinación la Acción Diferida, el Dream Act y la reforma del sistema migratorio. Tengan la certeza que si votamos con determinación, y conocimiento,  nosotros seremos los que elegiremos el próximo presidente de este gran país.