La tensión por la aprobación de una reforma migratoria se sintió más viva que nunca en el Metroplex, después de que el grupo de los “dreamers” estuviera protestando afuera de la oficina del senador republicano John Cornyn en Dallas.  
 
Esto fue con la finalidad de presionar al legislador federal para que apoye la iniciativa de ley el cual requiere el voto de 60 senadores para ser aprobada en la cámara alta. 
 
Cornyn es uno de los senadores que está condicionando la Reforma Migratoria para que se incluya una mayor seguridad en la franja fronteriza. 
 
Los soñadores intentaron hablar con el funcionario público sin embargo, éste nunca los recibió, así que decidieron protestar afuera de la oficina del senador llevando pancartas y banderas del país de las barras y las estrellas. 
 
Y es que estos jóvenes dicen que el senador está intentando “matar” los esfuerzos bipartidistas para que se apruebe la reforma migratoria integral la cual beneficiaría a más de 11 millones de indocumentados en el país.