WASHINGTON - Cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos llegaron a un acuerdo sobre los principales elementos de un proyecto para reformar las leyes que regulan la inmigración en Estados Unidos, el cual esperan dar a conocer la semana próxima, dijeron el jueves legisladores y asesores.

Tras meses de arduas negociaciones a puerta cerrada, a los senadores no les quedaban temas por resolver que requirieran su presencia, por lo que ya no había más sesiones de negociación programadas. Los detalles restantes les fueron dejados a los asesores, que seguían trabajando para completar los borradores del proyecto de ley.

"Todos los asuntos que ameritan ser examinados por los miembros (de la cámara alta) ya han sido tratados", dijo el senador demócrata Chuck Schumer en un comunicado. "Todo lo que falta es la redacción del borrador".

Su colega demócrata Dick Durbin dijo que el proyecto de ley probablemente será presentado el martes.

La histórica legislación reestructuraría los programas que regulan la inmigración legal, penalizaría a los empleadores que contraten a personas que se encuentren en Estados Unidos sin autorización, impulsaría la seguridad fronteriza y pondría a 11 millones de inmigrantes que carecen de permiso para estar en el país en camino a obtener su ciudadanía.

Esta legislación, una de las prioridades del presidente Barack Obama en su segundo período, implementaría los cambios más amplios a las leyes estadounidenses sobre inmigración en más de un cuarto de siglo.

El último día se alcanzaron acuerdos en torno a un nuevo programa sobre jornaleros agrícolas y de visas para trabajadores altamente especializados, con lo que se eliminaron los últimos obstáculos que quedaban en torno a la legislación.

Ahora se avecina la fase pública, la cual se vislumbra incierta. En ella los electores y otros legisladores examinarán la medida.