DALLAS - Decenas de personas comenzaron una vigilia de ocho días frente a un centro de detención ICE con la finalidad de ejercer presión para que se apruebe una reforma migratoria. 
 
Los miembros de la comunidad, activistas y estudiantes quieren crear conciencia  para que la reforma migratoria se haga realidad ya que están preocupados que el Congreso no estará enfocado en la reforma por el conflicto en Siria y la aprobación del presupuesto del presidente Barack Obama. 
 
Es por eso que los miembros de la comunidad están haciendo presión con una protesta de ocho días frente a las oficinas de un centro de detención del Departamento de Inmigración y Aduanas. 
 
“Los estudiantes de Dreamers se van a quedar en un autobús aquí por días, en ayunas, sin irse de éste autobús, para vigilar como el sistema de deportación está separando a más familias cada día”, dijo Ramiro Luna del North Texas Dream Act. 
 
Parte de la estrategia de hacer la vigilia en dicho lugar, es para mandar un mensaje a los detenidos y decirles que no los dejarán solos y que la comunidad está con ellos en las buenas y en las buenas. 
 
Expertos aseguran que la batalla que viene es muy difícil y no creen que la reforma migratoria se pueda dar éste mismo año.