Conseguir la residencia permanente en Estados Unidos requiere varios pasos y todos son muy importantes. 

Lo primero es determinar cuál es la vía que más se acerca a tu caso. Pero en lineas generales, se trata de las dos categorías más comunes: por petición familiar o por petición laboral. También existe la posibilidad del refugio o el asilo y los programas humanitarios. Además existe la residencia por talento, es decir por cuenta propia.

Lograr la residente permanente es básicamente la autorización legal para vivir y trabajar en Estados Unidos bajo las leyes de este país. Es un estatus migratorio, no es una visa.

La página oficial de los Servicios de Inmigración y Ciudadanía, tiene una versión en español con la explicación de las formas y de los documentos necesarios por cada categoría. Si quieres evaluar tu elegibilidad de acuerdo a tu perfil migratorio entra AQUI.