Una investigación de dos años por el Departamento de Justicia de EEUU ha encontrado que un sheriff de Carolina del Norte y sus diputados rutinariamente discriminaban latinos haciendo arrestos injustificados con la intención de maximizar las deportaciones.

En un informe de 11 páginas publicado el martes, la agencia federal del Condado Alamance informa que Sheriff Terry S. Johnson y sus agentes han violado los derechos constitucionales de los ciudadanos estadounidenses y residentes legales, al encasillar, parar, detener y arrestar a los latinos sin causa probable.

La agencia también dijo que Johnson obstruyó la investigación federal cuando puso en marcha durante el 2010 la retención y falsificación de documentos. Investigadores federales dicen que los miembros del departamento también temían represalias, si cooperaban.

El informe recomienda una lista de medidas para acabar con la discriminación por el departamento, incluyendo entrenamientos para su recuperación, nuevos procedimientos internos para reconocer e investigar las violaciónes de derechos civiles y el alcance comunitario. Si el condado no llega a un acuerdo negociado, el Departamento de Justicia podría llevar al condado a la corte federal.

Funcionarios del Departamento de Justicia no respondieron de inmediato acerca de una solicitud de comentarios sobre si esto podría acabar con cargos por causas criminales.

"Nunca hemos discriminado personas que hablan español en cualquier manera o forma", dijo el sheriff  este martes. "La administración Obama ha decidido continuar la guerra a la policía local."