Una fiesta en una alberca terminó de manera inesperada en Guanajuato, cuando nueve jóvenes se intoxicaron con nitrógeno que aparentemente reaccionó con el cloro de una alberca.
 
De acuerdo a reportes iniciales, los adolescentes trataron de hacer la fiesta más amena y pusieron bombas de nitrógeno en una piscina con neblina. 
 
Pero esta tremenda fiesta se volvió una tragedia cuando las dos sustancias reaccionaron y los jóvenes dentro de la piscina se intoxicaron justo después de que los organizadores pusieron el nitrógeno para crear humo y más “ambiente”.  
 
Varias personas comenzaron a desmayarse y fueron trasladados a hospitales locales, donde al momento se porta por lo menos un joven en coma, según reporta El Universal.
 
En el video grabado por los mismos asistentes, se puede ver como las personas se dan cuenta de los intoxicados, y comienzan a decir “se está desmayando, se está desmayando”. 
 
La Procuraduría de Justicia del Estado informó que está investigando la llamada “Pool Party” y que están buscando a los organizadores del evento.