La frontera de Texas con México se ha convertido en el punto preferido para los narcotraficantes.
 
En el último año, se arrestaron más de 100,000 indocumentados y se han decomisado millones de dólares en drogas.
 
Pero eso no es lo peor, lo alarmante es que los narcotraficantes han incitado a menores de edad a “trabajar” en el narcotráfico y la pobreza extrema y las promesas de dinero rápido y fácil orilla a los jóvenes a tomar la decisión equivocada. 
 
“Si hemos visto que están usando más y más a menores de edad para manejar los vehículos que vienen cargados con marihuana, que vienen cargados con humanos” dijo el portavoz de la patrulla fronteriza Enrique Mendiola. 
 
Tal es el caso de Manuel, quien fue sorprendido transportando más de 300 libras de marihuana.
 
El joven de 15 años de edad dijo que pensó “que era cómo un trabajo regular” y que le pagaron 1,000 dólares para cruzar una camioneta. 
 
Muchos de estos niños ni siquiera comprenden la gravedad de sus errores, pero son deslumbrados con la promesa de dinero en abundancia a cambio de un trabajo rápido y fácil.