El fabricante de juguetes Mattel diseñó una muñeca con características mexicanas que viste un colorido vestido rosa, un peinado con un moño, un perro chihuahua y un pasaporte, características que han causado críticas por considerarlas discriminatorias y como estereotipos de los mexicanos.

La Barbie Mexicana forma parte de la colección Muñecas del Mundo que algunas personas han criticado en redes sociales por el sentido de sus características. En especial, el pasaporte ha sido reprochado debido a los problemas migratorios que han existido entre México y Estados Unidos.

 "Con un diseño inspirado en mariachis y marimbas, ella está lista para cualquier fiesta. La muñeca lleva un vestido rosa. Incluye pasaporte, estampa del país, un Chihuahua y un cepillo", dice Mattel en la presentación de la muñeca.

 Ante las críticas, la compañía envió un comunicado a CNN en el que dijo que esta colección de muñecas, lanzada desde 1980, lleva un pasaporte en las ediciones de varios países del mundo, no solo en el caso de la Barbie Mexicana.

 "Cada muñeca viste un conjunto inspirado en el traje tradicional y de moda del país. Nuestro objetivo con la muñeca Barbie Mexicana de Muñecas del Mundo, así como en todas las muñecas de la Colección Mundial, es celebrar las diferencias culturales y de la tradición, llevando a las niñas al mundo a través del juego."

Las famosas Barbies, amadas por niñas en todo el mundo, son con frecuencia objeto de críticas de quienes consideran que presentan un modelo idealizado o estereotipado de mujer.

Aunque no es la primera vez que Mattel lanza una versión mexicana de Barbie, ya habían sacado a la venta una en 1989 y otra en 1996, ambas con atuendos folclóricos, actualmente, en México el tema de que la muñeca vaya con pasaporte incluido es especialmente sensible porque en Estados Unidos viven unos seis millones de mexicanos de manera ilegal que pugnan desde hace años por una reforma migratoria que regularice su situación.