No dijo si prefiere el blanco, el tinto o el rosado, pero la hermanísima Nicky Hilton llegó a México con un vestido sabor chicle de menta y embriagó a los presentes hablando de las cualidades del preciado licor.

"No creo que sea una bebida para fiestas casuales, es más sofisticada", además de que ahora con la madurez que tiene, aseguró, puede disfrutarlo mejor", declaró la socialité a los medios.

Como toda una buena embajadora, cumplió su contrato y habló de las lindezas de México además de destacar su clima y aclarar que no era la primera vez que lo visitaba.

Nicky también aprovechó la presentación para revelar que prepara un libro sobre moda, como una guía de estilo y que se encuentra muy involucrada en este nuevo proyecto. De hecho, es frecuente verla en la primera fila de los desfiles de los diseñadores más importantes.

Hilton confesó que seguramente el libro tendrá pinceladas de su famosa hermana Paris y de su madre, ya que piensa consultarles para que le den algunas ideas.

Por otro lado, la rica heredera del imperio de los hoteles Hilton demostró que está al día de las nuevas tecnologías ya que señaló que tiene una aplicación digital la cual sirve para que los usuarios puedan escribir su opinión acerca de las nuevas tendencias y compartirlas.