Una ciudadana estadounidense que fue detenida en México acusada de contrabando de drogas fue excarcelada la noche del jueves luego de que funcionarios judiciales revisaron el caso.

Yanira Maldonado fue recibida por simpatizantes al salir de la cárcel ubicada en las afueras de Nogales y abrazó a su esposo, Gary.

"Vivió una pesadilla", dijo su abogado José Francisco Benítez Paz.

Sin embargo, Benítez aseguró que "en México existe la justicia". Haz clic aquí para más declaraciones del abogado.

Maldonado fue detenida la semana pasada por elementos del ejército luego de que hallaron 12 libras de marihuana debajo del asiento que ella ocupaba en un autobús que viajaba de México a Arizona.

El caso creó un escenario de pesadilla que generó indignación entre políticos de Estados Unidos y enfrentó a la familia Maldonado contra un sistema judicial que ha sufrido de corrupción desde hace mucho tiempo.

Su liberación se dio horas después de que las autoridades revisaron videos de seguridad que mostraban que ella y su esposo abordaron un autobús solo con mantas, botellas de agua y un bolso.

El juez determinó que ya no era sospechosa y desestimó todas las acusaciones en su contra, de acuerdo con Benítez Paz.

Maldonado habló brevemente con reporteros reunidos afuera de la prisión y dijo que daba las gracias a Dios, a su esposo y a su abogado.

Haz clic aquí para ver a Maldonado hablando con la prensa

Luego caminó junto con su esposo hacia un auto que los esperaba y partió rumbo a la frontera con Estados Unidos varios kilómetros adelante.

Un juez tenía hasta el viernes para decidir si la liberaba o la enviaba a otra cárcel mientras las autoridades estatales continuaban investigándola.

Yanira Maldonado nació en México y se naturalizó estadounidense, dijo su familia. Estaban en México para asistir al funeral de su tía.