MEXICO - El candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador desconoció el fallo del máximo tribunal electoral que rechazó su petición de anular los recientes comicios presidenciales.

"Las elecciones no fueron limpias, libres, ni auténticas", dijo el viernes el político en un mensaje a la prensa.

La noche del jueves los siete magistrados del tribunal electoral declararon por unanimidad infundada la impugnación de la izquierda para invalidar los comicios en los que resultó ganador Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI). El fallo del tribunal es inapelable.

"Informo que no puedo aceptar el fallo del tribunal electoral que ha declarado válida la elección presidencial", dijo López Obrador, quien en 2006 compitió por primera vez por la presidencia y tras quedar en segundo lugar también desconoció el resultado.

López Obrador convocó a sus seguidores a reunirse en el Zócalo de la ciudad de México el 9 de septiembre, cuando dijo que anunciará los pasos que tomará hacia adelante.

Aunque no adelantó sus próximas acciones, sugirió que estarían enmarcadas en una "desobediencia civil" y aseguró que todo será por la vía pacífica.

"La desobediencia civil es un honroso deber cuando se aplica contra los ladrones de la esperanza y de la felicidad del pueblo", dijo.

"No voy a reconocer un poder ilegítimo, surgido de la compra del voto y de otras violaciones graves a la constitución y a las leyes", añadió en un mensaje en el que no aceptó preguntas de la prensa.

El tribunal concluyó que las pruebas aportadas por el izquierdista y sus seguidores fueron vagas e insuficientes.

El conteo de las elecciones dio a Peña Nieto el triunfo con 38,21% de los votos seguido por López Obrador, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática, con 31,59% de los sufragios.

Aún falta, sin embargo, que el tribunal anuncie el conteo definitivo debido a que en las últimas semanas ha revisado los resultados en algunas casillas, lo cual cambiaría el resultado final. Se espera que eso ocurra el mismo viernes.

López Obrador ha sostenido entre otras cosas que Peña Nieto y su partido, el PRI, compraron al menos cinco millones de votos y gastaron más de lo permitido por la ley, algo que no respaldó el tribunal electoral.

"Es infundada la pretensión de invalidación de la elección de presidente", concluyó el órgano electoral.

Para ver más sobre las elecciones en México, dale click aquí