VALENCIA - El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aseguró en una entrevista con Efe que ya ni se acuerda del cáncer y se mostró "absolutamente seguro" de que los venezolanos volverán a darle su confianza el próximo domingo en las elecciones para elegir al gobernante que dirigirá el país entre 2013 y 2019.

"Ni me acuerdo de eso, pero ni me acuerdo", comentó Chávez a pocas horas para la finalización hoy de la campaña al ser preguntado por la enfermedad que le obligó a pasar por el quirófano en tres ocasiones durante los últimos 16 meses, la última en febrero pasado.

En junio de 2011, al presidente venezolano le fue diagnosticado un cáncer en la zona pélvica durante una visita oficial a Cuba, que terminó prolongándose para ser operado en dos ocasiones en la isla.

Chávez (Sabaneta, 1954) ha reiterado que superó la enfermedad, de la que oficialmente no se ha informado de su localización ni de su gravedad, pero que ha condicionado su vida desde entonces.

Sobre los comicios, el líder de la revolución bolivariana se mostró convencido de que sus compatriotas volverán a darle su respaldo en las urnas el 7 de octubre para así llegar hasta los 20 años de Gobierno.

"Yo estoy seguro de que me lo van a dar (el voto mayoritario), estoy absolutamente seguro porque conozco a ese pueblo", indicó el presidente venezolano, aún acalorado tras dar un emotivo discurso ante decenas de miles de personas que desbordaron las calles de Valencia, a 160 kilómetros de Caracas y capital del estado central Carabobo.

Con las encuestas sonriéndole mayoritariamente hasta la semana pasada y después de darse un baño de multitudes, Chávez negó que la campaña electoral que mantiene con el líder opositor Henrique Capriles, de 40 años, sea la más difícil a la que se ha enfrentado.

"No por lo reñida, exactamente, la primera fue la más reñida", indicó un Chávez ataviado con la ropa deportiva de la Academia Militar que le ha acompañado en los últimos meses en incontables actividades y viajes.

Recordó cómo en aquella campaña, que tuvo lugar en 1998 y en la que compitió contra Henrique Salas Romer y la exmiss Universo Irene Sáez, entre otros, todos los elementos estaban en su contra.

"Oye, todos los poderes en manos de la burguesía, los medios de comunicación, nosotros no teníamos casi ni para comer, pero el pueblo, el pueblo, ves", dijo, insistiendo a continuación en que antes "las elecciones eran una parte manual" a diferencia de ahora que hay un sistema de urnas electrónicas.

"Había mucho robo de votos. Veníamos además con poca experiencia", dijo Chávez, al rememorar una campaña en la que sorprendió a todos y alcanzó una inesperada mayoría que ha conservado en los dos procesos de reelección a los que ha concurrido desde entonces.

Después de tres días en la carretera encabezando actos desde su estado natal, Barinas, en el occidente del país, rumbo a Caracas, donde concluirá su presentación, Chávez insiste ante sus seguidores en la necesidad de acudir a las urnas el domingo para lograr un respaldo abrumador.

"En la medida en que ha avanzado el proceso cada elección será más importante que la anterior", indicó el presidente venezolano, en el poder de manera ininterrumpida desde 1999.