MEXICO - Un juez mexicano ordenó el arresto del ex gobernador de un estado del norte del país acusado de fomentar el narcotráfico.

La procuradora general de la república, Marisela Morales, dijo el miércoles que solicitó ayuda de Interpol para arrestar a Tomás Yarrington, quien de 1999 a 2005 fue gobernador del estado de Tamaulipas.

"Hasta ahorita no tenemos información (sobre) dónde pudiera estar, pero la orden (de arresto) ya está vigente", agregó.

Las acusaciones en México siguen a las denuncias de fiscales estadounidenses de que cuando era gobernador, Yarrington recibió millones de dólares de narcotraficantes del cartel del Golfo y de los Zetas, en sobornos, y "por varias operaciones de extorsión o soborno", e invirtió el dinero en bienes raíces en Texas.

En las demandas civiles que presentaron en mayo las autoridades federales estadounidenses, se afirma que Yarrington utilizó varios testaferros "para convertirse en inversionista de bienes raíces mediante diversos mecanismos de lavado de dinero", según documentos entregados ante la corte en uno de los casos, en Corpus Cristi, Texas. El otro caso de confiscación fue presentado en San Antonio.

Joel Androphy, abogado de Yarrington en Houston, Texas, dijo que las autoridades mexicanas van tras su cliente por motivos políticos.

"Esto no es más que un asunto meramente político", señaló Androphy. "Yarrington no ha cometido delito alguno y las autoridades lo saben, pero por razones políticas han sacado esto", aseveró.

Androphy señaló que está enterado de la orden de arresto pero no la ha discutido con su cliente y desconoce dónde se encuentra el mismo.

El ex gobernador estuvo recientemente en Florida antes de que se presentara en mayo el primero de los casos de confiscación en Estados Unidos, pero las autoridades le solicitaron que abandonara el país porque había expirado su documentación, afirmó.