DALLAS - Elizabeth Escalona ha sido sentenciada a 99 años en prisión por abuso infantil tras golpear y pegarle las manos con pegamento a su hija.

Durante los argumentos finales del viernes, la fiscal Erin Price, pidió a la corte brindarle paz a los hijos de Escalona dándoles la certeza de que, en el futuro, Escalona no entraría por sus puertas.

La fiscalía mostró fotos del apartamento donde Jocelyn Cedillo, a los dos años de edad, fue pegada a la pared, diciendo "Tenemos que imaginar lo que eso fue”.

Los abogados defensores dijeron que Escalona necesita tratamiento y controlar su ira. Y describió su vida como una vida miserable de abuso, drogas  y nada normal.

El jueves, al tomar el estrado, Escalona sollozó cuando un fiscal le ordenó mirar las heridas infligidas por ella al cuerpo de su hija.

Elizabeth Escalona toma el estrado.

Escalona lloró y no dijo nada durante varios segundos al ver las imágenes.

"Sra. Escalona, si usted puede hacerlo, usted puede verlo", dijo Price en voz alta y aguda.

La fiscalía pedía 45 años en prisión de condena para Escalona, quien se declaró culpable en julio de infligir lesiones graves a un niño.

La madre de cinco, de 23 años de edad, recibió la orden de permanecer alejada de sus hijos desde que admitió golpear a su hija Jocelyn, en septiembre del 2011.

Madre enfrenta cadena perpetua.

De acuerdo con los médicos que la atendieron, la niña, que fue trasladada a la sala de emergencia del Centro Médico Infantil, sufrió heridas de la cabeza a los pies, en la golpiza que la dejó apenas aferrándose a la vida.

Escalona admitió que perdió los estribos y que se sentía frustrada al tratar de enseñar a su hija a usar el baño.

La niña, que se recuperó de sus heridas y está a punto de cumplir 4 años, está ahora al cuidado de su abuela, Ofelia Escalona, quien está pidiendo al juez clemencia para su hija.

El miércoles, la  media hermana de Elizabeth, la describió como una "gran madre hasta el día de hoy".

Nos gustaría conocer tu opinión sobre este caso. Por favor deja tu comentario en la parte de abajo.