Un gato callejero que merodeaba las calles de Dallas, ha bajado drásticamente de peso y fue adoptado por la veterinaria que lo cuidaba.

La doctora Brittney Barton dijo el viernes que el gatito de rallas anaranjadas llamado “Skinny”,  está bajando de peso con una dieta especial.

El gato pesaba  41 libras cuando Barton empezó a cuidarlo, ahora forma parte de su familia y ha perdido 34 libras de peso.

La doctora dice que los integrantes de su familia son Skinny, su marido, tres hijos, un perro y otro gato más.

El gato que antes casi no podía ni caminar por su obesidad, ahora puede saltar al sofá y correr. Barton dijo que la casa tiene pasillos largos en los que el gato puede hacer ejercicio.