La humedad en conjunto con las altas temperaturas es la época preferida para las serpientes en el norte de Texas y los médicos del Texas Health Harris Methodist Hospital dicen que ya han visto más victimas de mordedura de lo habitual. 
 
El año pasado, dicho hospital atendió a  28 personas por mordidas de serpiente y ahora, en lo que va de la temporada, lo médicos ya  han tratado a 10 víctimas. 
 
Según doctores, las personas que trabajan en el campo y los jardineros corren más riesgo de recibir una mordida de víbora, que cada vez son más comunes en la zona metropolitana. 
 
Expertos recomiendan que si vas a estar alrededor de un pasto alto o cortando el césped de tu casa, debes usar calzado de seguridad, pantalones largos y calcetines.
 
En caso que seas víctima de la mala suerte y te pique una serpiente, doctores recomiendan no entrar en pánico y lo ideal sería tomar una foto de la serpiente para que los médicos sepan exactamente cómo tratar la mordida.
 
Y si alguna vez escuchaste que era bueno succionar el veneno de la herida, ni te molestes en hacerlo, ya que el Dr. William Witham dice que eso es tan solo un mito y que “se ha comprobado que no funciona, entonces no hay nada de mérito en hacer eso”.