DALLAS - Los pilotos de Southwest Airlines que aterrizaron en el aeropuerto de Missouri equivocado continuaban en tierra el lunes, menos de un día después de llegar a una pista con la mitad del espacio normal para detener un Boeing 737.

Después de que los pasajeros bajaron del avión el domingo por la noche, notaron que la aeronave se había acercado peligrosamente al final de la pista donde podría haber caído hacia un barranco si se hubiera salido del pavimento.

"En cuanto tocamos tierra el piloto frenó con mucha fuerza", dijo el pasajero Scott Schieffer, un abogado de Dallas entre los 124 pasajeros a bordo del vuelo 4013 de Southwest proveniente del Aeropuerto Midway de Chicago con destino al aeropuerto Branson. "Llevaba puesto el cinturón de seguridad pero salí volando hacia el frente por la fuerza del frenazo. Olía a plástico quemado, un olor muy distintivo a plástico quemado cuando íbamos deteniéndonos".

El aeropuerto de Branson tiene una pista que mide más de 2,1 kilómetros (7.100 pies), un largo regular para tráfico comercial. La pista más larga en el Aeropuerto del Condado de Taney mide un poco más de 1,1 kilómetros (3.700 pies).

Después de que se detuvo el avión, un sobrecargo le dio la bienvenida a los pasajeros al aeropuerto de Branson, dijo Schieffer. Y momentos después "el piloto llegó para decir `Damas y caballeros, lamento anunciarles que aterrizamos en el aeropuerto equivocado'".

El vocero de Southwest Brandy King dijo que mantener en tierra a los pilotos involucrados es algo normal mientras la aerolínea y las autoridades federales de aviación investigan el error.

El capitán lleva 15 años trabajando para Southwest, dijo King.

Schieffe consideró al principio que el error era una inconveniencia, pero cuando se bajó del avión alguien señaló el final de la pista, que según él estaba a 30 metros (100 pies).

"Fue surreal cuando me di cuenta que pudimos estar en verdadero peligro y que en vez de ser sólo una inconveniencia pudo ser una verdadera tragedia", dijo.

Mark Parent, gerente del pequeño aeropuerto donde llegó el avión conocido como Aeropuerto M. Graham Clark Downtown, dijo que la distancia era de casi 100 metros (300 pies). Agregó que la pista está construida en parte sobre relleno sanitario. Al final hay una "caída significativa" y un barranco debajo, al otro lado está la ajetreada carretera federal 65.

Parent agregó que nunca había llegado un Boeing 737 al pequeño aeropuerto, que se inauguró en 1970, y suele manejar jets, aviones de turbohélice y otros pequeños aviones para vuelos privados y turísticos.

Nadie estaba en el aeropuerto cuando aterrizó el vuelo de Southwest. El personal del aeropuerto había ido a casa una hora antes pero se les llamó para que regresaran tras la llegada, dijo Parent.

Brad Hawkins, vocero de Southwest, con sede en Dallas, dijo que todas las personas a bordo del avión estaban a salvo. Hawkins desconocía por qué el avión llegó al aeropuerto equivocado.

El vocero de la Administración Federal de Aviación Tony Molinaro dijo que la agencia estaba investigando el caso, pero rechazó dar otros detalles.

Es la segunda vez en menos de dos meses que un avión de grandes proporciones se equivoca de aeropuerto.

En noviembre, un Boeing 747 que llevaba repuestos a la Base McConnell de la fuerza aérea, en Wichita, Kansas, aterrizó a 15 kilómetros (9 millas) al norte en el aeropuerto Coronel James Jabara. El avión tenía dos tripulantes y no llevaba pasajeros.