Corea del Norte sorprendió al mundo entero, al confirmarse que este martes lanzó un cohete de largo alcance, con el objetivo de poner en órbita un satélite.

Despegó desde la plataforma de Dongehang-Ri -ubicada al noroeste de ese país- y la primera fase del cohete cayó en aguas de Corea del Sur. La segunda fase cayó en el mar al suroeste de la península y la tercera fase cayó en aguas de Filipinas.

Todo esto tomó desprevenidos a muchos en el mundo entero, pues Corea del Norte había declarado que el lanzamiento se haría a finales de diciembre.

La sorpresa en muchas naciones también es porque de esta manera, Corea del Norte demuestra que su tecnología es mas avanzada de lo que se cree, y muchos temen que en secreto estén desarrollando armas nucleares.