Con motivo del Día de Acción de Gracias, el Banco de Comida de Fort Worth regaló pavos a las familias de bajos recursos y la demanda fue tanta, que los pavos se agotaron.

Dicho centro empezó a repartir los pavos desde el lunes y tenían previsto regalar cerca de 400 pavos al día. Pero la voz se corrió rápido y las personas empezaron a llegar por montones que los pavos no alcanzaron.

La directora de “Community Food Bank”, Regina Tylor, dijo que el número de personas que necesitan ayuda para una cena digna ha incrementado porque hay muchas familias que a pesar de que tienen trabajo, no les alcanza el dinero.

Fue gracias a las donaciones de personas y a una tienda de auto servicio, que el martes dicho banco de comida pudo volver a regalar pavos a los más necesitados.

Afuera del banco de comida la línea de espera fue tan grande, que la policía de Fort Worth tuvo que cerrar las calles.

El banco de comida pide la ayuda de las personas y de las compañías para comprar más pavos y poder entregarlos durante la época navideña.

Para visitar la página del Community Food Bank y hacer donaciones haz clic aquí.