La familia de la mujer hispana que cayó de una montaña rusa de Six Flags en Texas ha dicho que tomarán acciones legales. 
 
Según informes, los familiares de Rosa Irene Ayala-Gaona, de 52 años, ya tienen a varios abogados para entablar una demanda. 
 
De acuerdo a un reporte de la oficina del médico forense del condado Tarrant, la victima salió expulsada del carrito del “Texas Giant” durante la primera caída. 
 
“La señora Ayala-Gaona estaba sentada en la tercera fila y cuando los carros empezaron a empinarse durante el descenso de la primera colina, ella fue expulsada de su asiento en caída libre a una distancia aproximadamente de 75 pies, golpeando una viga metálica de soporte y luego se detuvo en el techo metálico del túnel”, detalló el informe.
 
Según testigos, la mujer expresó su preocupación por la barra de seguridad de la montaña rusa segundos antes de que empezara el paseo.
 
La montaña rusa, inaugurada en 1990, tiene una altura de 46 metros en su punto más alto, según el parque.