JR McLelland y su abuela Wyvone McLelland hablaron sobre el asesinato de Mike y Cynthia McLelland.

Los familiares discutieron el reporte dado a conocer que indica que el fiscal del distrito estaba en una tienda de armas días antes de su asesinato.

JR Mclleland, hijo del fiscal, dijo que su padre tenía varias armas y que eso no quiere decir que su padre se haya sentido amenazado.

Explicó que su padre siempre fue amoroso con toda la familia y que además vivía para servir a la comunidad.

La familia de los McLelland agregó que su famosa promesa de encontrar al o los responsables del asesinato de su asistente Mark Hasse, también se lo hizo a la propia familia.

Su madre explicó que Hasse era uno de los mejores amigos del fiscal y que por eso tenía tanto empeño en encontrar al responsable.

Los familiares de los difuntos también enfatizaron que ellos quieren que al fiscal se le recuerde no sólo como un hombre de la ley, sino como un excelente padre, esposo y miembro de la comunidad.