CENTRO DE REDACCIÓN - Dos ladrones querían robar a punta de pistola y fueron sacados a batazos de una tienda.

Creían que era un blanco fácil y aunque lo intentaron, haciéndole frente a los dueños del comercio, la familia estaba preparada para evitar que lograran su objetivo: llevarse el dinero de la caja registradora.

Ya habían sufrido un robo antes y consideraron que ya era "suficiente". Esta vez Luis Quizhpe, de 62 años, armado con un bate de béisbol, herido de bala en una pierna, los enfrentó sin dudarlo un segundo.  Todo quedó grabado en un video de vigilancia.

Los ladrones finalmente se dirigieron a la puerta, pero fueron atrapados. El cuñado de Quizhpe castigaba a los ladrones  con una varilla de extensión, además tomó un taburete y azotó al pistolero. Por último un extintor de incendios sirvió para perseguirlos y espantarlos del lugar.

Quizhpe dijo que no se considera un héroe por enfrentarse a un ladrón armado.

"Pensé que era un juguete, pero lo que me asustó y realmente me enojó fue cuando agarró a mi cuñado por el cuello y le apuntaban con el arma", dijo Quizhpe, "fue entonces cuando mi sangre hirvió".

Aida Quizhpe, la esposa de Luis cree que los ladrones se llevaron la peor parte.

Aida Quizhpe dijo que la familia ha sufrido robos en la tienda, pero se han quedado durante 28 años en el 2242 N. Western Ave. Un "ángel guardián" debe haber estado mirando por encima de ellos la tarde del martes, dijo.