Ser taxista es sin duda una profesión de riesgo. A las jornadas de larguísimas horas se le suma también el problema de la inseguridad y el miedo a robos y asaltos.

En este caso, la policía de Long Island difundió las imágenes de un intento de atraco a un taxista al que solicitó dinero.

Las imágenes muestran a una mujer que sube al taxi y saca un martillo y la emprende a martillazos con el conductor a la vez que le pide $50.

Entre gritos e intentando defenderse, el taxista no sale de su asombro, a la vez que afortunadamente la cámara instalada en el interior del vehículo captó las imágenes.

Finalmente, la mujer sale del taxi sin conseguir su objetivo y ahora es buscada por la policía ya que el taxista denunció los hechos.

No es la primera vez que un taxista sufre un atraco en plena jornada de trabajo, esta vez, por suerte, no sufrió heridas, aunque sí ha habido casos de taxistas que en el peor de los casos perdieron la vida.