Los feligreses de la iglesia llamada “Most Blessed Sacrament Catholic Church” en Arlington dijeron que estaban “en shock” por el grafiti que apareció alrededor de toda la iglesia. 

Las autoridades dijeron que el vandalismo fue descubierto alrededor de las 8 de la mañana cuando los católicos estaban llegando a misa.

En las paredes de la iglesia se pueden observar los mensajes de muerte, odio y genocidio.

“Holocausto Mexicano” era una de las tantas frases que estaban escritas en las paredes de la iglesia y esto ha provocado indignación entre los feligreses.

“Esto me molesta muchísimo. Me gustaría saber quién fue la persona que hizo esto, yo le enseñaría una buena lección” dijo el parroquiano Eduardo Bocanegra.

Por ahora, el incidente está siendo investigado por las autoridades y se espera que tengan un reporte de lo ocurrido en el transcurso de la semana.