El Día del Niño es una de las fiestas más extendidas por el mundo cuya esencia es homenajear a los más pequeños y recordar al mundo que debemos defender sus derechos hasta las últimas consecuencias.

En 1954, la Asamblea General de las Naciones Unidas recomendó que se instituyera en todos los países un Día Universal del Niño. México eligió celebrar el Día del Niño el 30 de abril porque ese día se aceptó formalmente la Declaración de los Derechos de los Niños, festividad que se celebró por primera vez en 1924.

La celebración en México del Día del Niño es un festejo familiar y escolar. Los padres entregan algún presente a los niños, organizan programas, juegos... Aunque no es día de asueto, las escuelas realizan diversas actividades para conmemorar el día, tal como festivales, salidas a lugares de esparcimiento o con la realización de espectáculos y eventos extraordinarios.

Cómo ya es una tradición, para celebrar alguna conmemoración o día especial, Google modificó su logotipo para acompañar a México en este día. El Doodle muestra a dos niños, una niña y un niño vestidos con la playera de la selección mexicana y quienes sustituyen las dos "O" de la palabra del logotipo de Google. Los niños están saludando, la niña sujeta una pelota de fútbol y el niño una bandera de México.

La triste realidad de los niños en México

Pero, ¿podemos festejar en México sabiendo que existen, según el INEGI, 32.5 millones de menores de 14 años y que el 56.3 % de ellos, cerca de 18 millones, se encuentran en situación de pobreza?

En México, 10 de cada 100 niños menores de 5 años tienen sobrepeso, mientras que los niños entre 12 y 23 meses de edad presentan la prevalencia más alta de anemia.

Este día es una buena oportunidad para que defendamos sus derechos y velemos por una infancia saludable y feliz para los niños que mañana construirán la nación.