La última construcción de las bibliotecas presidenciales está a punto de ser inaugurada en Dallas, Texas.

Dicho edificio de tres pisos, incluirá una biblioteca del ex presidente George W. Bush  y un museo.

La instalación ocupa aproximadamente 24 acres en el campus de la Southern Methodist University (SMU).

La primera piedra se colocó el 16 de noviembre del 2010 y dicha construcción costó alrededor de $250 millones de dólares.

Este edificio se convierte en la segunda biblioteca presidencial más grande del país, ya que la más grande sigue siendo la de Ronald Reagan en Simi Valley, California.

El Sistema Presidencial de Bibliotecas fue creado con el fin conservar los documentos de cada presidente en un mismo lugar y que no se pierdan. Dicho sistema se creó después de que el Presidente Franklin Delano Roosevelt donó sus papeles personales, presidenciales e incluso parte de su casa.

Las bibliotecas presidenciales es una manera de preservar y hacer disponibles los diferentes documentos, colecciones y otros materiales de cada presidente de los Estados Unidos al público en general.

Dicho sistema tiene 13 bibliotecas presidenciales, desde Herbert Hoover, Franklin D. Roosevelt a esta última de George W. Bush. También existen otros edificios de presidentes pero no son parte del NARA, el cual administra los archivos y documentos nacionales.

Los últimos presidentes han escogido su propio Estado para que su nombre quede plasmado para siempre en un edificio, es por eso que George W. Bush escogió Dallas y dicha universidad entró en una rigurosa competencia para llevar a cabo este proyecto.

El arquitecto Robert A.M Stern, decano de la escuela de arquitectura de Yale University, fue elegido para diseñar la biblioteca.