LOS ANGELES (California) - Un juez del condado angelino determinó que la iglesia católica debe entregar archivos secretos, donde se habla del abuso sexual hecho por religiosos.

Se trata de más de 30 mil páginas que incluyen intercambio de correos con el Vaticano, reportes de psiquiatras, etc.

Según esta orden, la Arquidiócesis de Los Ángeles tiene hasta el 22 de febrero para cumplir la orden, y se aclaró que dichos documentos deben incluir los nombres del Cardenal Roger Mahony y sus allegados.

Esto último se debe a que al principio se manejó la posibilidad de entregar los documentos, pero con los nombres de líderes católicos borrados de sus páginas, en un último afán de mantener el anonimato.

La decisión es un paso más que se da, en una lucha legal que ha durado poco más de cinco años. Durante este tiempo la iglesia se disculpó por los abusos sexuales de religiosos a niños, además de acordar pagar una compensación de $660 millones.

Representantes de las víctimas dijeron que por primera vez se sabrá que religiosos confesaron sus abusos, y en especial se sabrá quienes colaboraron para que estos abusos no llegaran a oídos de la policía.