LAS VEGAS.- A un mes de su propia derrota, el ex candidato presidencial Mitt Romney se dejó ver en público durante la pelea entre el filipino Manny Pacquiao y el mexicano Juan Manuel Márquez.

Romney aprovechó para visitar  antes de la pelea en su vestidor a Pacquiao, quien aparte de boxeador es congresista en su país y ha asegurado que piensa lanzarse a la Presidencia algún día.

“Hola, Manny. Yo me lancé a la Presidencia. Y perdí”, le dijo Romney deseándole suerte, según el publicista del peleador, Fred Sternburg.

Romney y su esposa, Ann, fueron invitados por el presidente de la Comisión Atlética del Estado de Nevada, Bill Brady, a la pelea que se llevó a cabo en la arena del MGM Grand Hotel.
Bill Brady organizó una cena para recaudar fondos durante la campaña presidencial de Romney.

Con información de AP