NUEVA YORK – Se desata polémica por el tamaño real de los sándwiches de la franquicia de Subway.

Esto ocurre luego de que un consumidor australiano, Matt Corby, se tomara el tiempo de medir un emparedado de pavo de 12 pulgadas, y comprobara que lo que anuncia Subway no es lo que realmente vende, al menos en su caso.

Las medidas de Corby revelaron que su sándwich solo tenía 11 pulgadas de largo, por lo que puso la prueba en Facebook. En tan solo 24 horas la foto se volvió viral con más de 100 mil “Likes”.

El diario “New York Post” reveló que Subway no sólo ha disminuido el tamaño del pan, sino también la carne por un 25%, según el dueño de una franquicia entrevistado por el diario.

El dueño del establecimiento se quejó de que la cadena ha aumentado el costo de sus productos entre un 4% y 5% cada año, y encima está proveyendo a los dueños de negocio con menos comida.

Algunos clientes se sienten engañados, mientras que otros piensan que no necesitamos tanta comida de todas maneras.

¿Qué opinas tú?