Un reciente estudio advierte que el consumo de Omega-3 en exceso podría aumentar el riesgo de padecer de cáncer.

 El estudio, Plasma Phospholipid Fatty Acids and Prostate Cancer Risk, realizado por el Centro Fred Hutchinson de Investigación del Cáncer, determinó que todo indica que hay una relación en la formación de tumores y el consumo de grasas Omega-3.
 
Este estudio confirma informes anteriores de mayor riesgo de cáncer de próstata entre los hombres con altas concentraciones en la sangre de LCω-3PUFA. La consistencia de estos resultados sugiere que estos ácidos grasos están implicados en la tumorigénesis de próstata. Las recomendaciones de aumentar la ingesta de LCω-3PUFA deben considerar sus riesgos potenciales.