Sobre gustos no hay nada escrito, en especial cuando nos referimos a accesorios y estética. Hoy en día hay cada vez más personas que se suben a la moda de atravesarse la lengua con un piercing. El argumento es que "es bonito, rebelde y estimulante para practicar sexo oral". Pero lo que nadie les cuenta a quienes se lo hacen es su lado negativo.

Usar este tipo de perforaciones puede ser doloroso y causar hinchazón, así como infecciones, babeo, pérdida de papilas gustativas, desgaste de piezas dentales, deja cicatrices a largo plazo y lo que es peor, quienes lo usan son más propensos a contagiar enfermedades infecciosas. Todo indica que vale la pena pensárselo dos veces antes de seguir este dictado de la moda.
 
Si estabas pensando hacerte un piercing o quieres saber más al respecto, no dejes de leer esta nota del portal El Diario de la nena haciendo clic aquí.